NOTAS RELACIONADAS

  • Ganó Macron e irá al balotaje con "mano dura" Le Pen

El candidato liberal e independiente Emmanuel Macron celebró este domingo su paso al balotaje presidencial de Francia y adelantó que los desafíos ahora son "conciliar Francia para ganar en 15 días" y "romper con un sistema que no supo responder a los problemas de Francia en 30 años".

En su bunker electoral y frente a una multitud de simpatizantes que ya cantaban victoria, el joven candidato que hasta hace unos meses era ministro de Economía del actual gobierno socialista, aseguró entusiasmado que "no existe más que una Francia, la de los patriotas dentro de una Europa que nos protege" y comenzó a instalarse como el rival de Marine Le Pen, la candidata ultraderechista y anti europeísta que también llegó al balotaje.

Mientras que los sondeos a boca de urna dieron a Macron primero y a Le Pen segunda, el escrutinio parcial, que aún tiene un largo camino por recorrer, invirtió el orden, pero no alteró la dupla que medirá fuerzas en el balotaje presidencial el próximo 7 de mayo.

Macron comenzó su discurso agradeciendo a sus votantes y también a dos candidatos derrotados en esta primera vuelta que ya llamaron a votar por él en dos semanas: el conservador Francois Fillon y el socialista Benoit Hamon.

"A partir de esta noche tengo que tratar de unir a todos los franceses", prometió Macron y agregó que "es necesario construir una mayoría de gobierno y de nueva transformación, con personalidades y talentos", según el diario local Le Monde.

"No pediré saber a los que se unan a mi de dónde proceden, si no si comparten nuestros valores para mejorar y avanzar en la sociedad", agregó el hombre que a lo largo de la campaña logró aprovechar la crisis del bipartidismo francés y cosechar apoyos dentro del oficialismo socialista y de la fuerza de los conservadores tradicionales, Los Republicanos.