NOTAS RELACIONADAS

  • Argentino desaparecido en Perú "cambió de recorrido"

Alejandra Gaztelu, madre de Federico Alejandro Farías, el mochilero argentino de 21 años desaparecido desde hace 17 días en Perú, fue recibida esta mañana por las autoridades del Consulado de ese país en Buenos Aires, donde pidió “que se destrabe la burocracia y comiencen a buscar a su hijo”.

Acompañada por familiares y amigos de Federico, Alejandra se reunió con Giancarlo Gálvez Alvarado, cónsul adscripto de Perú, quien se comprometió a “aportar toda la colaboración posible”, además de contactarse con el equipo de alta montaña para evaluar las novedades, según adelantó a Télam Paula, amiga de Alejandra. 

El pasado 4 de mayo Federico Alejandro Farías perdió contacto cuando se dirigía a Machu Picchu. Desde entonces, la familia reclama que “se destine gente idónea que pueda colaborar en el reconocimiento de la zona para buscarlo en forma masiva”. 

‘El sábado sólo fueron cuatro personas a buscarlo, creemos que sólo uno era rescatista y dos se retiraron porque se largó a llover. Luego sólo quedaron voluntarios, además del padre y el hermano de Federico que están allá y tampoco conocen la zona”, explicó Paula.

Luego de reunirse en el Consulado, Alejandra Gaztelu se dirigía rumbo a la Cancillería para solicitar “que se amplíe la búsqueda a nivel nacional y no sólo en Machu Picchu”.

Según adelantó Paula, “existen dos indicios de que Federico podría no estar allí, uno es de un chico que dijo que lo vio saliendo y otra versión es que hubo una discusión con un chico chileno previo a la subida a Machu Pichu y tenemos que tener en cuenta si pasó algo en el medio”. 

Por último, la amiga de la familia señaló que “la existencia de un cadáver en el río quedó descartada porque no hay nadie ahogado. Queremos aclarar que estamos buscando una persona viva y no un cadáver”.